martes, 20 de diciembre de 2011

COMPITIENDO CON MARCOS


Este curso 88/89 Marcos empieza 1º de BUP, algo que me satisface enormemente. Como el instituto está en la otra punta de Premiá, con el dinerillo que ganó durante las vacaciones trabajando con su padre se compró una moto para hacer el recorrido más llevadero, sobre todo por las mañanas.
Marcos es menos inteligente que su hermano, pero mucho más disciplinado,   más responsable, y como la idea de ser pescador no le gusta  pues...¡a seguir estudiando!.
 Pero ese curso  se encontró con una competidora, por llamarlo de alguna manera. Yo también cogí los libros. Me matriculé en un curso para auxiliar de clínica.
No sé si comenté que en mi época de escuela mi sueño era estudiar para maestra o para enfermera (entonces era lo  habitual) y con mis 42, casi 43 años volví a colocar libros de texto bajo el brazo. ¿Que porqué lo hice? ni yo misma lo sé. Fué un impulso que me dió y me dejé llevar por el mismo;  mi marido tenía su trabajo, mis hijos no necesitaban ya de mi compañia, y yo tenia mi mundo con la casa, el jardín , mis queridos amigos los libros, el perro, los gatos etc  pero pensé que no estaría de más sacar el polvo a lo aprendido durante mis años de escolar, y fue relativamente fácil menos las Mates, que además de
ser una asignatura que nunca fue mi preferida con los nuevos cambios fue demoledora, como que por ella repetí en Septiembre. Cuando llegamos a los temas de enfermería como
las Tecnicas de Expresión Gráfica, la Tecnología Sanitaria, y sobre todo la Anatomopatología, ahí estaba a mis anchas, me encontraba como pez en el agua. Bromeando, el profe de estas asignaturas - que era médico- decía que si se ponía malo ya sabía quien le podía suplir.
Evidentemente terminé yo antes el curso que Marcos BUP.



jueves, 1 de diciembre de 2011

2 DE MARZO 1986

 Este es un día muy importante para mí, aunque este año lo borraría del calendario, porque justamente hace un mes que falleció papa.
Pero la vida sigue y una no puede quedarse atrás.
Verano de 1987. Mis hijos acompañan a su padre cada día a pescar porque no queremos que se pasen el día araganeando por ahí. David terminó la básica y no quiere oir hablar de libros, yo tengo la esperanza de que cuando se de cuenta que trabajar( al ser menor  de momento tendría que ser con su padre) también requiere sacrificio, se lo plantee de otra
manera.

Es un entusiasta de todo lo relacionado con el mar como su padre, y cada tarde sale hacer prácticas en el optimis con su compañero Alex ( ambos se compenetran muy bien en la vela) y el instructor, que tiene puestas en los dos muchas esperanzas de que en  la próxima regata de  competición  puedan subir de categoria y pasar a... ( despues de tantos años no recuerdo el nombre, si recuerdo que tenía dos dígitos, B 30. ó B 40...es igual). Y sí que subieron, con copa y todo, la pena es que no tengo ningún recuerdo visual.
Y con la E.G.B. Termina el historial academico de mi hijo, algo que siempre llevé muy mal
¡con lo que yo daría por haber podido estudiar! a veces me culpo diciendome que teníamos que haber sido más severos y obligarle.
 Si no tuviera la posibilidad de acompañar a su padre está claro que no podríamos dejarlo sin hacer nada , pero entre  esa opción o  la de que no cogiera un libro de texto durante el curso como no se cansaba de repetir, decidimos hacer lo primero. De todos modos, si pasado ese curso se  planteaba volver no habria problema para  entrar en el instituto. Pero ni lo mencionó. 

jueves, 24 de noviembre de 2011


Mis padres: Manuel y Celia

 Después de pasar el verano en Cangas cerraron la casa provisionalmente, con ganas de pasar aquí el invierno, donde estábamos los hijos, y retornar en primavera. A mamá le costó decidirse pero papá estaba ilusionado y feliz como un niño con zapatos nuevos.
Mi padre venía con gastroenterítis, como  cuando se marchó, y aunque habíamos ido a consulta médica éste, al igual que nosotras, no le dió demasiada importancia, achacándolo al cambio de clima, al agua etc, pero al volver, despues de casi cuarto meses     consideramos que el proceso se alargaba, por lo que volvimos nuevamente a consulta y el doctor le mandó una dieta, a las dos semanas otra más estricta, y ya entonces nos envió al especialista.

                                                                  Junio de 1985

Era el 13 de Diciembre y el 28 pasó por quirófano. Después de tantos años sin pasar las Navidades  juntos este que estábamos todos, y muy  ilusionados, la ilusión se fue de un plumazo. Mi padre tenía cáncer de colon muy avanzado. Falleció en la madrugada del 2 de Febrero, día de la Candelaria y aguantó mucho más de lo que los médicos esperaban porque tenía un corazón a prueva de bomba.
Nos quedó el consuelo y la satisfacción de saber que en todo momento le hemos acompañado de noche y de día, y también el saber que no sufrió, desde que se le detectó la enfermadad hasta que se fue.
 Nunca dijo nada, pero yo creo que en su fuero interno, se dió cuenta que no volvería a Cangas ,como tenían proyectado.


VISITA DE INSPECCIÓN

Con los titos Loli y David 
                       El día de Corpus de 1985 mi sobrina Silvia hace la primera comunión,  uno
de los motivos por los que mis padres se animaron a acompañarnos. El otro era que depues del verano se instalarían a quí definitivamente; a tal efecto, aprovecharían para ver el piso que yo había alquilado para ellos, y en el cual ya vivía mi hermano. Durante su estancia mi hijo David se puso malo con, hepatítis , y ello le obligó a guardar un reposo que solo hizo a medias, pues cada vez que me descuidaba tiraba las sandalias por la terraza y se largaba hasta el cole a dar una vuelta en bici. Me la jugaba siempre, el poco sentido común de los trece años, menos mal que no le acarreó ninguna mala consecuencia.

lunes, 21 de noviembre de 2011

LIBERTHY

Así se llamaba la barca en la que David hizo sus prácticas como pescador profesional.
No lo pasó mal, lo pasó peor, porque para ser pescador se necesita saber un montón de pequeñas pero importantísimas cosas que son básicas,  como las señales de tierra, que  aire es el  que sopla, la dirección de la corriente, el tipo de red para cada clase de pescado y un montón de cosas más si se quiere ser un buen pescador.
Los hijos de pescadores que siguen la profesión todo esto lo fueron aprendiendo en el día a
día pero David tenía que aprender lo máximo posible en el mínimo de tiempo. Esto, y el saber que estábamos en una etapa puente le ponía de los nervios y quería vislumbrar ya una salida, por eso empezó a ir por las cofradías de pescadoras preguntando si se sabia de alguna barca que se vendiera, y al final  pasadas las Navidades un pescador de S. Pol que se jubilaba vendía la suya. Se pusieron en contacto y en Febrero del 83 ya era dueño de la
Esther.
 Era una barca de madera, la típica del pescador de esta zona, pero ya tenia sus añitos; lo ideal sería comprar una nueva si  nuestra economia estuviera más bollante, pero por aquel entonces eso era impensable. La barca necesitaba unos arreglillos y una mano de pintura, y con  Marcos de ayudante le hizo además un pequeño puente que quedó super chulo ¿verdad que sí?
 
  
 
                   Día 25 de Marzo 1983 ¡terminada!


Luego vino la parte de las redes. Como nosotros íbamos a Cangas allí nos dijeron que en La Guardia se compraban muy bien de precio y allí nos fuimos y volvimos con el coche lleno.
Cuando los pescadores de aquí las vieron todos querían, entonces David hacía los pedidos a la casa y como solia ser bastante cantidad  nos los servian directamente y a nosotros nos hacían un precio especial pero...venia la red sola y habia que montarlas, asi que hicimos un rincon en el garaje para dedicarlo a tal menester despues de aprender el oficio de rederos porque David colaboraba cuando tenia un ratito.
Mi  marido que  es un luchador nato,  despues de las primeras novatadas empezó a sacarle rendimiento a la pesca por lo  que se animó a presentar el proyecto para hacer   una barca nueva. Como era viable, solicitó que la cantidad que le faltaba  de percibir por desempleo se lo dieran todo junto  para llevar a cabo dicho proyecto
 Y ya con todos los bocetos, los permisos y demás papeleo los astilleros del puerto de Barcelona se pusieron manos a la obra.

Y así  era nuestra barca
la Xeitosa, conocida en todo el litoral del maresme por su diseño y su potencia. Mi marido siempre estuvo orgullosísimo de ella y cuando la vendió al jubilarse decía que era como si un trozo de su vida se fuera con ella. 
















domingo, 20 de noviembre de 2011

Cinco semanas de casados cuando el día 19 de Marzo del 72 (entonces festivo) le acompañé a Pedralbes donde estaban haciendo unas pistas de tenis  y el equipo de encofradores necesitaban que les abriera una pequeña zanja. Era poca cosa (como media hora) pero urgente, y ya nos iríamos directos a pasar el día con unos amigos.
Como decia en la entrada anterior, estábamos en una encrucijada y no sabíamos por que camino tomar, cuando un pequeño empresario amigo de David (yo creo que tiene amigos hasta en el infierno) tenía una barca de pesca con la que trabajaba su hijo, pero como se marchaba a la mili tenía que dejarla en el varadero y ello valía una pasta; entonces se la ofreció a David para que la llevara durante ese tiempo, de lo cual se beneficiarían ambos.
Despues de analizar los pros y los contras llegamos a la conclusión de que era una opción, y a falta de otras un camino a seguir nada costaba intentarlo.  A David le animaban tres cosas,;1º que la oferta era como prueba, sin copromiso alguno; 2º que es untrabajo donde no hay morosos pues la lonja paga cada Viernes las capturas de la semana, y 3º que se trataba de trabajar en el mar, algo por lo que siempre se había sentido atraído y el trabajo en sí no le era del todo desconocido, pero.... no es lo mismo ser pescador Dominguero, que aunque la pesca sea poca te sabe a mucho, a tener que sacarte las habichuelas del día a día. La pesca es mucho más complicada de lo que parece a simple vista. ( Continuará).

             

sábado, 19 de noviembre de 2011

¡AL PARO!

A los dos meses de instalarnos en nuestra casa, la empresa de David hace suspensión de pagos. Nunca es buen momento para asimilar estos contratiempos pero... ¡estabamos tan ilusionados escogiendo el moviliario que nos faltaba! fue un palo, porque los ahorros que teníamos destinados para ello hubo que reservarlos para hacer frente a las muchas letras que aún teniamos pendientes a corto medio y largo vencimiento.
David era encargado de maquinaria de una empresa constructora y se ganaba bien la vida pero¿ a donde iba con 43 años si todas las empresas del ramo estaban en situación   similar?. El jefe le propuso que se quedara con una Poclayn, el último modelo de máquina excavadora puesta en el mercado, pero si la faena estaba mal para las grandes empresas ¿como se podía arriesgar un autónomo?. A parte de eso poner en marcha la máquina solo de gas-oil eran 5000 pts diarias. Si los cobros eran a 30, 60 y 90 dias, tendría que disponer como poco de 100000 pesetas para hacer frente al primer mes, contando con que la factura fuera a 30 días y trabajando el mes completo. Eso sin contar con posibles averías, que siempre se presentan en el  momento más inoportuno. (Continuará).

¡YA ESTAMOS EN NUESTRA CASA!

Ya instalados, la vida sigue su curso. David con su trabajo; yo que no me canso de hojear revistas de decoración y diseño, pues en la casa tenemos lo imprescindible, y no queremos salir del paso de cualquier manera, si no ir  poco a poco  adquiriendo lo que nos guste; además con las plantas, el perro, los tres gatos, un pájaro y una tortuga que se agregó al
arca, ya tengo entretenimiento. Y los niños al cole. Davicin dice la tutora que es muy inteligente, pero muy activo, y por eso se aburre en clase con  lo que se gana más de un castigo. Solo presta atención cuando los temas son sobre las asignaturas que le gustan; entonces se involucra, y  es el  primero en preguntar lo que duda y en contestar lo que sabe, de lo contrario, pasa, y esto no es bueno, ni para él ni para nosotros. No le gusta la diciplina del cole. Este año empezo a clases de vela en el náutico de aquí y se le da muy bien; también va a clases de guitarra 
y juega a futbol con el equipo del cole. Marcos es menos inteligente pero más costante,más responsable y con más fuerza de voluntad. También es mucho más tranquilo y sí le gusta ir al cole y a guitarra como su hermano, y de momento prefiere natación a futbol .   

miércoles, 16 de noviembre de 2011

El 22 de Mayo de 1983 inauguramos  la que suponemos que para nosotros será nuestra vivienda definitiva, al menos en tanto podamos valernos por nosotros mismos.


                                      Desde mi terraza

     Rincon muy visitado y usado por familia y amigos

                 Parte del jardín aún sin pavimentar

   
           Año 2002 la pequeña palmera ya es adulta 

En el 2009 el ascarabajo morrudo la secó
 

martes, 15 de noviembre de 2011


Septiembre, empieza un nuevo curso. Supongo que será el último año que permanecemos como inquilinos en esta casa, en la que hemos tenido muy buena relacion con los vecinos de las torres cercanas, sobre todo con la familia Rafel -Font. Ahora los niños tienen el cole tres calles más arriba, cuando estemos en nuestra casa lo tendrán a 200 metros de la misma.
Aquí me encuentro muy bien, el barrio sigue siendo el mismo, pero ya tengo ganas de estar en nuestra casa y adecuarla a nuestro gusto, algo que en esta, como es lógico, no hemos tenido opción, nos lo dieron todo hecho ,por lo que resulta más impersonal.
Lo que seguro hecharé de menos será la verbena de S. Juan, porque al ser una calle cerrada con solo
once familias esa noche  se cerraba al poco tráfico habitual (con el permiso del ayuntamiento) y la tomabamos los vecinos colgando guirnaldas y poniendo largas mesas donde luego cada uno aportaría su cena pero cada cual picaría de lo que más le gustara. Después las cocas y el bailoteo
donde grandes y chicos nos divertíamos de lo lindo. Han sido unos años de mucha camaradería y convivencia con la vecindad. Los niños, unos once , ensayaban alguna obra de teatro y luego la representaban en el garage de los Durán (era el más amplio) eso sí , previo pago de entrada ya que con lo obtenido se compraban pastas y refrescos para la merienda. Supongo que eso y jugar en la calle, mis hijos sí lo hecharán a faltar

lunes, 14 de noviembre de 2011

ANIMO Y DESANIMO

En 1981 nuestra casa ya es un proyecto  que está en marcha si las cosas no se tuercen; y es que después del asalto al congreso de los diputados del 23 F aún tenemos el susto metido en el cuerpo.
No si... no se puede estar tranquilo. Esta mañana al entrar en la casa a medio costruir hechamos en falta la encimera, toda la grifería que estaba en las cajas y 
¡para colmo! la del baño de arriba que ya estaba instalada. Es descorazonador como puede haber gente que se adueñen de lo que no les pertenece, ¡con el esfuerzo que nos está costando!.
Después del desánimo inicial continuamos pa lante, reforzando las puertas y tapiando las ventanas, no podemos cruzarnos de brazos.
 

domingo, 16 de octubre de 2011

VERANO INOLVIDABLE

Fue este un verano movidito en cuanto a salidas se refiere, no nos perdimos ni una; desde salidas mañaneras en barca para acercarnos luego a Areyns a tomar el aperitivo en el bar  del puerto de pescadores, hasta navegar para comer un arroz en Can Flores en playa de Aro, o subir a cenar a la Sisa, donde además de degustar unas exquisitas torradas con jamon, disfrutábamos de la brisa de sus pinos y del paisaje del litoral del Maresme.
Para todo ello despues de hacer la reserva de mesas, pues el grupo lo componíamos siete matrimonios y  ocho niños, con lo cual  no pasabamos inadvertidos y no nos podían "colar" en ninguna parte.


    
Llegó Septiembre y la normalidad; los niños al cole y yo me embarque a trabajar en casa, con una máquina Oberlook, remallando cuellos de jerseis. Era más el entretenimiento que el sueldo pero bueno, fue una experiencia más.
A finales de Octubre David fue intervenido de dos úlceras
(de píloro y  duodeno) despues de más de diez años con problemas estomacales que tanto le hicieron padecer.

martes, 11 de octubre de 2011

YAMO INTERNACIONAL

    
Llego, ¡por fín! el tan ansiado y temido día de la regata. 30 de Julio de 1980. Como es una regata internacional, ese año la competición correspondía en aguas españolas,  y ellos participaron  más por curiosidad que por competir, pero cuando vieron que tenían posibilidades de quedar bien situados, fueron a por todas, y dentro de su categoría se llevaron las tres distinciones que arriba muestran tan orgullosos.
1º- Copa de vencedores en su categoria
2º-Copa a los regatistas mejor sincronizados.
3º-Placa conmemorativa a todos los participantes.
Evidentemente el esfuerzo lo hicieron ellos, pero la celebración se hizo para toda la colla empezando por llenar de champán la copa de campeones, e ir pasándola de unos a otros. La instantánea capta mi turno, y a continuación degustamos una merienda-cena en casa de Benito y Fina.

sábado, 1 de octubre de 2011

ABANICO DE AMISTADES

Cuando David y yo formalizamos nuestra relación, frecuentabamos indistintamente las amistades personales de cada uno. Al año siguiente, ya casados, empezamos a decantarnos más por las suyas, porque nos sentíamos más cómodos, ya que las preocupaciones eran más afines. En mi colla todos seguian solteros y con ganas de divertirse, y en la suya eran matrimonios jovenes como nosotros, solo que ya tenían lo que nosotros estábamos esperando. Bebés.
Todos vivían en Barcelona, pero tenían en Premiá la segunda residencia. Con ellos nos reuníamos para pescar a caña, bucear,  cojer mejillones y nécoras,  que luego degustábamos en una u otra casa (esto, los hombres)   nosotras nos bañábamos, jugábamos con los niños, y charlábamos de todo un poco. Durante el invierno nos veíamos con menos frecuencia; quedábamos alguna que otra vez para esparcirnos un poco por el campo y parar a comer en alguna masía. La situación indudablemente cambió  con los años,pero seguimos en contacto, incluso uno de éstos matrimonios pasan por casa cada Lunes a tomar un café, y es inevitable no hacer referencia a alguno de los episodios vividos; con unos nos reímos, y con otros añoramos lo de prisa que pasaron esos años. 
 David, que desde niño fue un enamorado del mar a pesar de ser madrileño,  en 1977 se compró una barquita con la que empezamos a salir a navegar.
Durante esos tres años que llevábamos subiendo a Premiá, fuimos  simpatizando  y conociendo  mejor a los vecinos más cercanos, y ello nos abrió un abanico de nuevas amistades que,, al día de hoy también perduran, aunque ya quedamos pocos, pues a lo largo de estos años, son muchos los que nos dejaron.
A Sergio Centelles, el vecino que nos introdujo en su grupo de amigos, también le gustaba el mar, por lo que mis hijos y yo fuimos perdiendo terreno en la barca para cedérselo a él.
(Es broma, a los niños ya les gustaba más salir a pasear en bici que navegar, es lógico) el
caso es que le cogieron el gustillo y al año siguiente David  vendió la barca y  se asociaron
para comprar esta mallorquina.

Plaf, plaf, plaf.Era una gozada sentir las olas rompiendo en el casco, la vela ondeando al viento, y nosotras como lagartas tomando el sol en cubierta. La hemos disfrutado mucho.
Al año siguiente  ¡por fín! pudimos comprar un terrenito que se vendía en esta zona, para poder edificar la  casita tan soñada
 


 A principio de Julio de 1980, vino mi padre a dar un garbeo con ganas de llevarse a los niños, que luego vendrían con mi hermana a finales de Agosto cuando finalizaran las vacaciones de mi cuñado, ya que  por aquel entonces  las vacaciones mi marido las hacía por Navidades, que era cuando  íbamos a Cangas.
No solo se lo pasaban pipa ellos, mis padres
estaban encantados y les reían todas las gracias. Un día que mi madre  les dió la merienda  y a los cinco minutos ve que Davicin llega con las manos vacias ¿y tu bocadillo? me lo pizpó  el Terry (era el perro de mi tía) no sé si  era huésped en mi casa o mis hijos lo eran en la suya, como mi
tía los  ponia en el lavadero  a los dos no salian de su casa.
Los eché mucho de menos, pero la verdad es que en  ocho años fueron mis primeras vacaciones de verdad.






Con la experiencia de la barca nuestra se aficionaron a la vela, y como otros matrimonios del grupo tenían veleros se les agregaron dos más y empezaron a prepararse para competir en las regatas que organizaban los clubs náuticos de los alrededores.
En la ocasión que muestra la foto navegabamos hacia playa de Aro, era el 18 de Julio de 1980 y a finales de ese mes competian en la regata de la Yamo Internacional que ese año se efectuaba en Blanes. Por cierto  que de ese día tenemos una anécdota muy simpatica. Ibamos repartidos en dos veleros, a excepción de varias mujeres que no les gustaba navegar y subieron en coche. En nuestra trayectoria pasamos por una playa de nudistas, fondeamos, y dos de los amigos del otro velero se fueron nadando hasta la playa; lógicamente antes de hacer pie se sacaron los bañadores enrollándolos en la mano, cuando ya se les veía el culito (ellos estaban morenos y esa zona resaltaba muy blanca) desde nuestra posició les tiramos varias fotos pero no hicimos ningún comentario, hasta que una noche a finales de verano cenando todos juntos salen esas fotos. Sus mujeres, que eran de las que subieran en coche, cuando los ven creen reconocerlos, pero no se lo acaban de  creer. Al final descubrimos el secreto que ni los mismos protagonistas sabian.

lunes, 26 de septiembre de 2011

NAVIDADES EN EL COLE

        
                                DAVID                                  
        
                           MARCOS

 Navidad de 1980. Son las primeras de mis hijos como escolares, y con ellas felicitamos a los abuelos que entonces vivían en Cangas. Aún recuerdo su primer día de escuela.
Primero acompañe a David  e hicimos cola dentro de la clase hasta que la "seño" (Ascensión) nos dijo a las mamás que nos podíamos retirar, ella los iría colocando en los pupitres. Salimos, pero nos quedamos observando desde los grandes ventanales, y cuando David se da cuenta,veo que con la manga se limpia las lágrimas. Dios mío, ¡que pena me dio verlo tan triste y tan resignado! aquel gesto se me clavó en el alma.
En la clase  de al lado dejo a Marcos, y cuando ve que me voy, se tira al suelo y se pone a llorar y a patalear; la seño con la mano me hace el gesto de que salga, y acto seguido, la introduce en el bolsillo y le da unos cuantos caramelos. Se le acabó el llanto y el pataleo.
Ellos no fueron a la guardería por varias razones, pero la principal era porque yo no trabajaba.
Creo que fue una equivocación ,pues los niños necesitan relacionarse entre ellos, y los mios tenían muy poca con otros que no fueran sus primos y algún vecino. Marcos se adaptó enseguida a todo lo que el cole conlleva, a David siempre le costó más, pero bueno, ahí están, y esto me lleva a pensar en las incongruencias y lo injusta que es la vida. Yo, que estaba loquita por estudiar, no pudo ser, y ellos que lo tenían a su alcance, no quisieron,¿que le vamos hacer?.
Yo sé que todos los trabajos son dignos, porque  cumplen una función que, en mayor o menor medida, son necesarios a nuestro semejantes, pero soy de la opinión de que el saber no ocupa lugar, aunque solo sea para satisfacción propia.

HERMANO POLITICO

                                                                                               Enrique y Celia

Enrique y mi hermana se casaron en la ermita de Bellvitge el 2 de Marzo de 1974 , y esperamos a su regreso del viaje de novios para bautizar  a Marcos, nuestro segundo hijo, puesto que ellos serian los padrinos. A David lo apadrinaron la hermana de mi marido, Chelo, y su marido Manolo.
Mi hermana estrenó su maternidad el 16 de Noviembre de 1976. Al día siguiente mi hijo David cumplía los cuatro años.
A principio de los 80 le extirparon la matriz, y dice que se arrepiente de no haberle dado un hermano/a a su hija, no por ella, que nunca lo pidió, pero se da cuenta de lo importante que es tener alguien tan cercano como un hermano para compartir lo bueno y lo malo que la vida te depara.

domingo, 25 de septiembre de 2011

MI HERMANA

                                                                
Celi: 3/5/1968/ 19 años (Cangas)

A estas alturas de mis andanzas, me doy cuenta que solo menciono a mi hermana en la etapa de la niñez, y esto tiene su razón de ser, pues tres años y medio de diferencia de edad se nota; y aunque en el barrio todas eramos amigas, cada una de nosotras tenia las  suyas propias.
Me enfadaba mucho, era como si  a cada momento me pusiera a prueba. Ya empezábamos la mañana teniendo que esperar a que terminara su desayuno (no le daba vueltas ni nada)
para irnos a la escuela; a mi me gustaba llegar pronto, a ella con el tiempo justito. Los cuentos cuentos coleccionables: yo los tenía encima de la mesa por orden numérico y cuando se le ocurría mirar (ella entonces solo miraba, no leía) siempre lo dejaba el primero, aunque fuera el último: y con la ropa, sobre todo los sueters, jamás los doblaba en condiciones.
Eso y alguna cosilla más, igual de insignificantes (todo sea dicho) pero a mí me podía.
Nos enfadábamos mucho, (rectifico) ME enfadaba mucho, pero no recuerdo de que nos pegáramos, y cuando empezábamos a entendernos,  yo me fui a Madrid.
Durante cinco años solo nos veíamos en verano y lo pasábamos muy bien, luego ya compartimos piso en Barcelona durante un tiempo y sin problemas, y ya casadas, los cuatro primeros años ellos, al no tener niños, nos visitaban con más frecuencia hasta que su hija y mis hijos tuvieron amistades propias. Ya crecidos y autónomos, retomamos la sana costumbre de comer juntos cada fin de semana, en su casa, en la nuestra, o por ahí; unas veces se suman todos los hijos, otras alguno, y las más....nosotros y mamá.
A pesar de que fisicamente nos parecemos bastante somos completamente opuestas, pero
nos entendemos,y sobre todo "nos queremos", además tenemos la gran suerte de que nuestros maridos  se compenetran muy bien, y esto contribuye a que nos guste estar juntos el mayor tiempo posible.
Lo que aún no ha conseguido mi hermana es que mi marido se anime a viajar con el inserso. Alega que todo son gente mayor ¡ ja ja ja! lo dice un jovencito de 72 años. Que le vamos hacer  


jueves, 21 de julio de 2011

DE LA LLAGOSTA A PREMIÁ

Durante tres años tuvimos alquilada la torre donde pasábamos la Semana Santa,  el verano, de Junio a Septiembre ambos incluídos, y los puentes y fines de semana del resto del año. Por entonces, debido al trabajo de David, hacíamos las vacaciones por Navidades y  las pasábamos con mis padres, en  Cangas.
En  Mayo de 1976 nace Laura, la segunda hija de mis cuñados, y en Noviembre lo hace Silvia, la primera y única hija de mi hermana.

                                            Mis hijos,  David y Marcos en Premiá. Julio 1976

Premiá es una población que dista unos 25 klm de Plaza Cataluña y está muy bien comunicada con Barcelona y otras poblaciones limítrofes importantes. Su tierra es muy fértil, y la principal producción era el cultivo de claveles para la exportación, y una importante fábrica  textil en la que trabajaba medio pueblo; pero esto ya es parte del pasado, y hoy tenemos mucho comercio, muchos bancos, farmacias, colegios, centros culturales, biblioteca, museo de estampación, restaurantes, y un mogollón de gente que trabaja fuera de aquí, sobre todo en Barcelona. Tiene campo, mar y montaña, y nosotros nos sentíamos muy bien aquí, por ese motivo empezamos a plantearnos alquilar nuestro piso de La Llagosta y cambiar de aires. Allí estábamos muy bien, pero al atardecer el ambiente era húmedo y no teníamos playa. Y un buen día, un amigo nuestro nos comentó que le estaban haciendo unos planos para hacer cuatro torres apareadas para alquilar igual que estábamos nosotros. Como era de nuestra colla, a nosotros nos lo alquilaba como vivienda, ( donde estábamos era un poquito justo para vivir todo el año ) hasta que hicieramos la casa nuestra.
Admito que  yo no daría un paso por cambiar de población, aunque está claro que era para mejor, pero ya tenia mis amistades- claro que en Premiá también- y estaba enamorada de mi piso. Si pudiera ponerle ruedas...
 Al final alquilamos nuestro piso, y a principios de Junio del siguiente año nos cambiamos
a la nueva torre, tres calles más abajo de donde estábamos actualmente.

martes, 19 de julio de 2011

El día dos de Marzo de 1974 era mi   28 cumpleaños, pero otro acontecimiento familiar  hizo que me olvidara del mismo. Se casaba mi hermana.
Menos mal que mi madre estaba al quite , y a la hora del desayuno, después de felicitarme y darme un beso, puso en mis manos un paquetito que yo, evidentemente no esperaba; era un precioso y discreto broche de oro blanco en forma de lazo, del que pendía una piedra verde como una esmeralda (no creo que lo fuera). Cuando muchos años después lo perdí me llevé un buen disgusto, porque me recordaba aquel cumpleaños que, de no ser por mamá,  posiblemente se me pasaría por alto
                                                 Mis padres en la boda de mi hermana

También ese año por Semana Santa decidimos alquilar un apartamento para pasar el verano con los niños, pues como eran muy pequeños, y mis padres ya los habían visto cuando vinieron a la boda, no nos queríamos meter con ellos a un viaje tan largo, y para salir por aquí tenia que ser temprano para no encontrar caravanas, y con los dos eso era bastante difiícil. Asi que nos pusimos a buscar por Premiá, donde  veníamos a pescar cada fin de semana, y encontramos la segunda planta de una torre bastante cerca de la playa.
Antes de conocernos, David ya venía  pescar y bucear aquí con un grupo de amigos, todos casados y con niños pequeños, a los cuales me uní cuando formalizámos nuestra relación, y es que David ya habia renunciado a su otra afición, que era la caza, porque ahí si que yo no le podía acompañar.

MARCOS

Era el día de Reyes de 1974.   Sobre las 1oh me empezé a sentir molesta, pero como ya no era "primeriza" me lo tomé con calma, a sabiendas de que en cualquier momento se me podía presentar mi segundo parto, pues ese día salía de cuentas.
Como las molestias aumentaban, decidimos acercarnos al hospital rondando el medio día.
Era parto y tendríamos tiempo de comer, por lo que volvimos a casa para ello y esperábamos que la abuela nos acompañara, ya que el café lo tomaríamos en casa de mis cuñados, a la vez que llevábamos los Reyes para Manolito; pero los dolores fueron en aumento , por lo que hice la maletita de Davicin, que estaría en casa de la abuela hasta que yo regresara del hospital y los dejamos en casa de mi cuñada, aunque yo ni me bajé del coche. Ya en el hospital, dejamos la canastilla en la habitación y me bajaron a la sala de partos.
La experta comadrona Asunción Santillana,  que me atendiera en el primer parto, mandó a mi marido a por la canastilla pues el bebé ya asomaba la cabeza.
Una anécdota que siempre cuenta David es que, cuando llegamos al hospital, una madre y una hija paseaban, y al verlo bajar con la canastilla le preguntaron sorprendidas si ya había nacido, y el les contestó que estaba en ello, y las dos dieron un suspiro al tiempo que decían que ¡que suerte! y efectivamente fue una suerte , aunque me tuvieron que dar un montón de puntos pues el niño era grande (4,800) y ancho de hombros, pero fue un parto muy rápido, y yo esta vez no llamé a mi madre, pues ya sabía como era el trago que tenía que pasar.
Lógicamente, unos Reyes que recordaré toda mi vida, son los de ese año.

lunes, 18 de julio de 2011

MAMÁS A LA VEZ

Como la mamá novata que era, ello implicaba inesperiéncia y falta de rodaje, pero mi hijo me lo puso muy fácil, porque a parte de ser muy sanote, comía y dormía muy bien;  además, era  sumamente bueno, y eso nos animaba a pensar en darle un compañero
  de juegos  en un plazo no demasiado largo. La Semana Santa del  año siguiente nos fuimos con la familia de David a la Foncalda, (el niño tenía cinco meses) y tan relajados estábamos, que el encargo lo hicimos antes de lo previsto.
El ocho de Diciembre nació Manolito, el primer hijo de la hermana de mi marido, y un mes después, yo fui mamá por segunda vez.


                                                      25/4/1974 - Marcos- tres meses

                                                                      
                                                                         Contigo  aún no contábamos,
                                                       ¡Habeis sido tan seguidos...!
                                                       Pero contentos estamos
                                                       Fuiste muy bien recibido.

                                                       Ilusionados estábamos
                                                       Porque fueras una niña,
                                                       Pero no nos importó
                                                       Cuando vimos tu carita
                                                       Que tú pronto te encargaste
                                                       De marcar con las uñitas.

                                                       Dentro de muy poco espero
                                                       Verte correr con tu hermano,
                                                       Y doy las gracias al cielo
                                                       Por los hijos que me ha dado.         Tu  mamá.
                                           

jueves, 14 de julio de 2011

BEBÉ A LA VISTA

Nuestras sospechas se confirmaron ,y nos sentimos doblemente satisfechos. Primero porque queríamos ser padres pronto, y segundo, porque nada nos hacía pensar que la cosa fuera tan de prisa, pues yo me encontraba francamente bien. El primer y único  síntoma fue la ausencia de la regla. Así pues, nuestro primer hijo vendría al mundo sobre el veinte de Noviembre.  Lo primero que hice fue suscribirme a la revista de "Ser padres" pues una cosa es colaborar en el cuidado de un hermano, y otra la responsabilidad de cuidar tu  hijo, y como me parecia que yo estaba muy verde, pensé que esa revista me aclararía algunas dudas, pues mi suegra, aunque vivía en Barcelona estaba lejos, ( nosotros aún  no teníamos telefono) mi madre más lejos aún, y mi hermana y cuñada eran solteras todavia. Claro que en mi bloque eramos la mayoría matrimonios jovenes, de hecho el primer año nacieron cinco bebés en mi escalera, más de un niño por piso, pero yo no tenía aún la amistad suficiente con ninguna de las futuras mamás para  hacer según que tipo de preguntas.
Y llego, la fecha del parto. Ahora me río y emociono al mismo tiempo.
Día quince, 6 de la mañana; voy al lavabo y noto algo raro, se lo digo a David y dice que llama al trabajo para que no le esperen; como faltaban unos dias le tranquilizé, y decidimos que si me encontraba mal  llamara al momento. Paso el día rarilla, pero sin novedad, nos acostamos y al rato empiezan los dolores, yo retorciendome y el consultando el reloj y con el libro en la mano, para ver cada cuanto tiempo tenía las contracciones; a las 24h nos vamos al hospital ,y después de una exploración nos mandan para casa(lo típico), volvemos a las tres de la mañana ,y como nos ven nerviosos me llevan para la habitación si no (dice la comadrona) nos pasaremos la noche yendo y viniendo, pero a las seis de la mañana ya estabamos listos mi niño y yo. Por cierto, durante la dilatación  me quejaba y llamaba a mi madre (sin chillar) y es curioso, porque luego ella me comentó que ese día, sobre las cinco de la madrugada se despertó sobresaltada y se sento en la cama asustando a mi padre que le pregunto que le pasaba, y ella le dijo que "sentía"que yo la llamaba repetidamente  y se preguntaba si no habría llegado el momento. Mi padre para tranquilizarla le dijo que aún faltaban unos días que solo había sido un sueño.  A las nueve de la mañana los llama David dando la noticia.
Mi hijo nació en Jueves y el Sabado me voy para casa. A las seis de la tarde vienen mi hermana y cuñada con sus respectivos novios y la abuela, ellos están en la salita y yo en cama, descansando; al rato suena el timbre, me da un vuelco el corazón y pienso. Mi madre. Efectivamente,  al verla  todos  se quedaron callados de la sorpresa, y cuando la veo entrar en el dormitorio siento un nudo que me oprime la garganta y unas lágrimas
 de alegría, emoción , gratitud ...no sé los sentimientos que me embargaron, pero  los recuerdo muchísimas veces y sigo sin poder especificarlos. 
Mi madre despierta en mí muchas emociones, pero ninguna como esta.
                                    
Davicin: 2 meses. 10/1/1973


No pusimos traba alguna
Para evitar el embarazo,
Y al cabo de nueve meses
Te tenía en mis brazos.

Fue el 16 de Noviembre
En una fría mañana,
Que pude ver tu carita
Al aclarear el alba.

¡Madre mía, cuanto pelo!
Que cabeza de pepino
Y que carita más mona,
Pero...¿es niña o niño?

El sexo era lo de menos.
Naciste robusto y sano
Con tres kilos ochocientos
¡Venías medio criado!

Y aquí te tengo, a mi vera.
Tu cuna la voy meciendo,
Estoy cantando una nana
Y tú, ¡me estás sonriendo!.   
 Tu mamá.             


                                                                                                              

lunes, 11 de julio de 2011

LUNA DE MIEL.


2/4/1972--Día de la palma- costillada en Corbera

  
                                                                                                                                              9/4/1972--Domingo de Resurreción--Costa Brava

Luna de miel, antes. Viaje de novios, ahora. El mismo perro con distinto collar.
Nosotros pasamos la luna de miel en nuestro piso, en el que habíamos gastado los ahorros en reformas y moviliario para dejarlo a nuestro gusto, y lo conseguimos, por eso nos sentíamos tan bien en el. Aparte de eso, David no disponía de días, pues solo hacía un mes
que vendiera la parte del taller de mecánica que tenia con otro socio,  y empezó a trabajar en una empresa constructora llevando una máquina excavadora.
Pensábamos acercarnos por Semana Santa a Madrid donde viven sus tías paternas, pero...
sospechamos que estábamos embarazados y no quisimos arriesgarnos,  nos quedamos por aquí haciendo escapaditas por los alrededores para pasar el día.
No puedo negar(mentiría si lo hiciera) que me habría gustado una boda rodeada de toda la familia y amigos, al igual que unos dias de descanso después de la misma, pero siempre hemos estado de común acuerdo en hacer las cosas en la medida denuestra posibilidades, y como en aquel momento eran muy justas, nos ajustamos a ellas.
Han pasado casi cuarenta años en los que hemos tenido de todo un poco, lo que nunca he tenido fue la menor duda de haberme equivocado.





















































































domingo, 10 de julio de 2011

DÍA DE BODA


Llegó, por fin, el día  fijado para nuestro enlace: 12/ 2/ 1972.
Amaneció un día con aire pero muy soleado, y la mañana se me pasó en un vuelo, entretenida en los pequeños detalles de última hora que, en parte, calmaban un poco mis nervios.
Supongo que son varias las sensaciones que identifican a las novias en un día tan trascendental. Alegría, ilusión, nervios, emoción.....¿dudas?. Si, yo las tenía. Y no porque no estuviera segura del cariño que nos unía pero ¡ era un paso tan decisivo....! si salía mal, no podía plantearme el volver a casa, como en situaciones anteriores, y aunque nuestra relación fue basada desde el primer momento en la sinceridad, reconozco que en los últimos días de mi soltería una nubecilla persistente enturbiaba un poco mi cielo azul, y me preguntaba si no nos habríamos precipitado con solo nueve meses de noviazgo. Pero ese día ya no me hacia preguntas, y después de comer ya empezamos con la vorágine del  baño y de vestir a la novia, que en este caso contaba con la ayuda de mi hermana, de Isabel y Eva, las compañeras de piso.
Juan, el amigo que nos había presentado se ofreció para llevar a la novia, y llegó puntual, con su Morris plateado engalanado para la ocasión. La ceremonia, a las seis de la tarde, fue sencilla e intima, e igualmente la cena celebrada en "El Quijote" un restaurante del Masnou que estaba de moda.
Y como en todas las bodas hay alguna anécdota la de la mia fue que cuando intentamos abrir el portal no encaja la llave. Menos mal que el dueño del bar de los bajos
del edificio vivía en nuestra escalera y nos pudo abrir.

  

miércoles, 29 de junio de 2011

¿FLECHAZO?

No, no. No fue flechazo; de hecho cuando Juan nos presentó, no le dedique más  tiempo del que las normas de la buena educación exigen, y cuando se unió a nuestro grupo, yo lo veía  muy serio y muy observador, como que no encajaba en la colla, donde todos teníamos ganas de juerga y de pasarlo bien. Tal vez, sin darme cuenta, ese haya sido uno de los primeros motivos que me impulsaron a mirarlo de otra manera, aunque no como  un futuro acompañante. Yo había salido con algún que otro chico que ni menciono, porque fueron salidas esporádicas, y es que para mi "tener novio" eran palabras mayores que adquirian un compromiso, y yo nunca había sentido el fuerte impulso de adquirirlo, y en aquel momento, maldita la gana que tenía de salir con nadie.
No obstante, me gustaba su seriedad, que me inspiraba credibilidad; su sinceridad, que me daba confianza, y sobre todo, su enorme personalidad y su respetuoso comportamiento con migo.
 Al principio yo era un poco escéptica de que lo nuestro cuajara, porque me parecía que nuestros puntos de vista eran muy dispares, pero el tiempo me demostró que estaba equivocada. Y un detalle que a mis compañeras (y a mí) nos llamó mucho la atención, es que los fines de semana siempre me traía una rosa.
Al no estar con mis padres, quiso conocer a la familia Bafalluy para "dar la cara," y presentarles sus respetos; fue un tanto que se apuntó a su favor,  para ellos como para mí.
Después de llevarme a su casa para presentarme  a su madre y hermana(es huérfano de padre) en Agosto me acompañó a Cangas para conocer a los mios y hacer la petición de
mano.

    5/8/1971- Primeras vacaciones en Cangas                                                                    
 
                                                                                       7/8/1971-Salida en barca por Burela

A finales de Septiembre de ese mismo año, me llevó a ver un piso que había adquirido un par de años antes, con la idea de  irse a vivir allí con su madre  cuando su hermana se casara,  porque en los planes de él no entraba el matrimonio; si no me gustaba pues se vendía y buscábamos otro  que fuera de mi agrado. Pero me gustó, y mucho,  así que sin prisas, ya que no teníamos fecha fijada para la boda, empezamos a ir acondicionándolo, porque era un edificio de obra nueva, y estaba tal y como lo dejaran los de la constructora, y cuando ya empezamos a verle cara y ojos, fijamos la boda para el 12/2/1972. Y esas Navidades que pasé con la  que pronto sería mi familia, volvieron a ser muy tristes. Tal vez los meses anteriores, ilusionada como estaba preparandolo todo,  no me había detenido a pensar  que una boda no es solo novio, piso, banquete etc etc, si no  que era un cambio bestial en mi vida, y si la cosa no resultaba, no podía pensar en volver a casa como en las anteriores ocasiones. Estos pensamientos, supongo que normales en todas las novias, empañaron un poco mis ultimas navidades de soltera.